¿Qué es el corcho proyectado y para qué sirve?

qué es el corcho proyectado
En los últimos tiempos, el sector de la construcción está apostando de pleno por productos efectivos y que tengan muy poco impacto en el medioambiente. Un ejemplo de ello son los materiales que se emplean para mejorar el aislamiento de las viviendas y edificios. Gracias a sus propiedades y a sus ventajas, uno de los materiales más utilizados en rehabilitaciones integrales es el proyectado de corcho pero, ¿qué es el corcho proyectado y para qué sirve?

¿Qué es el corcho proyectado?

El corcho en sí mismo es un excelente aislante térmico y acústico, gracias a su poca porosidad. Si hablamos de corcho proyectado, este es un tipo de revestimiento que obtenemos cuando el corcho se aplica a través de medios mecánicos, con pistola aerográfica o mediante un compresor de aire. El corcho proyectado está hecho con corteza de alcornoque en polvo, además de con celulosa y con una base de agua y pigmentos, según el color que se quiera obtener. Por tanto, es un material ecológico, orgánico, renovable, reciclable y biodegradable, completamente respetuoso con el medio ambiente, ideal para proteger los hogares de la humedad. Gracias a sus propiedades aislantes, también es muy útil para acondicionar acústicamente un espacio y protegerlo térmicamente. En definitiva, si lo que se busca es una opción sostenible para aislar una fachada o para aplicar en tejados, el corcho proyectado es una de las mejores opciones a nuestro alcance. De hecho, la resistencia y durabilidad de este material lo convierten en una buena alternativa para revestir suelos o techos. qué es el corcho proyectado

¿Para qué sirve el corcho proyectado?

Las ventajas del corcho proyectado son muchas, y es que tiene varias aplicaciones diferentes, entre las que podemos destacar las siguientes.

1. Para aislamiento térmico y acústico de fachadas

Como ya te adelantamos anteriormente, el corcho proyectado es uno de los mejores materiales que se pueden utilizar a la hora de aislar fachadas, ya que elimina los puentes térmicos existentes. De hecho, se lo conoce como la alternativa económica del SATE. Al igual que el SATE, el corcho proyectado se puede aplicar en en el exterior de las fachadas, por lo que no reduce la superficie útil de una vivienda ni provoca molestias a sus residentes. No es su único punto fuerte como aislante ya que, en su caso, el corcho es un material transpirable, por lo que previene que se generen condensaciones o que se produzcan manchas de moho o problemas de humedad. En la rehabilitación de fachadas, el corcho proyectado cobra además un papel importante, al protegerlas de tal forma que alarga sus años de vida en un perfecto estado. Gracias a este material, podrás olvidarte por muchos años de las grietas, la radiación solar, los efectos del agua de la lluvia o los desconchados de la fachada.

2. Para impermeabilizar y revestir superficies

Otra de las características del proyectado de corcho es su impermeabilidad. Gracias a sus propiedades, este material es frecuentemente utilizado para la impermeabilización de cubiertas y tejados. En este sentido, el corcho proyectado ofrece una solución de rápida aplicación, efectiva y a un precio asequible para fachadas e interiores. Además, este material está disponible en una gran variedad de colores, por lo que no interferirá negativamente en la estética de ningún espacio. Otros materiales, como las resinas basadas en poliuretano, no ofrecen ni de lejos estas prestaciones. Por un lado, el proyectado de corcho sobresale por encima de ellas por la infinidad de colores que ofrece, con lo que se consigue una mejor estética. Por otro lado, hablamos de que el corcho proyectado es una alternativa sostenible y ecológica, por lo que eliminamos de la obra cualquier material que pueda ser tóxico.

3. Encapsulado de cubiertas con amianto

El amianto fue un material muy empleado en la construcción durante décadas y del cual se prohibió su uso debido a su alto grado de toxicidad. En la actualidad, lo más recomendable es retirar cualquier tipo de estructura que contenga este material, aunque no siempre es posible. Es en estos casos donde el corcho proyectado adquiere un papel protagonista, ya que puede ser utilizado para encapsular cubiertas de fibrocemento. Con esta sencilla y rápida acción se crea una película protectora, con la que se consigue evitar que los elementos constructivos con amianto desprendan sus peligrosas microfibras y se dispersen en el ambiente.

¿Cómo se aplica el corcho proyectado?

El corcho proyectado viene envasado, por lo que para su aplicación solo se requiere sacar el material del envase para posteriormente batirlo con una mezcladora industrial. De esta manera, se consigue que el corcho proyectado tenga la densidad y fluidez óptima para poder ser aplicado por medio de una pistola de proyección, conectada a su vez a un compresor de aire. Para que la aplicación sea efectiva, el único requisito es que la zona donde se proyecte el producto debe estar totalmente limpia, seca y saneada. De esta manera, tras la aplicación y el secado del corcho proyectado, el resultado es un recubrimiento completamente uniforme, además de impermeable y transpirable.
En Obras y Proyectos Aria somos expertos en la rehabilitación de fachadas y edificios y en la realización de trabajos verticales. Llevamos a cabo nuestro trabajo en Madrid, por lo que si quieres colocar corcho proyectado en tu vivienda y vives en esta Comunidad Autónoma, estamos a tu servicio. Como has podido ver, el proyectado de corcho tiene un gran número de utilidades. Sus propiedades y características lo han convertido en uno de los materiales más utilizados en la actualidad para la construcción de viviendas innovadoras y sostenibles, como las casas pasivas o las casas ecológicas.
LLAMAR contactar por telefono