Rehabilitación de edificios para mejorar su vida útil

rehabilitacion-de-edificios

En Madrid existen multitud de edificios que se encuentran en mal estado y en no mucho tiempo las estructuras de los mismos representarán un riesgo. La vida útil de un edificio generalmente depende de la ubicación geográfica, de las condiciones climáticas externas y de la calidad de los materiales de construcción utilizados.

Tendemos a pensar en los edificios como estructuras muy permanentes, nuestra ciudad está llena de edificios que tienen cientos de años. Pero la realidad es que los edificios, como todo lo demás, se deprecian con el tiempo, tienen ciclos de vida y necesitan un mantenimiento regular y una renovación periódica para que sobrevivan.

Aunque los ingenieros de principios del siglo XX pensaban que las estructuras de hormigón armado durarían mucho tiempo, tal vez 1.000 años, la realidad es que su esperanza de vida va de 50 a 100 años y, algunos comenzarán a desarrollar problemas después de muchos menos años de construcción.

La vejez y el mal estado de conservación del patrimonio arquitectónico y el cambio en las necesidades y el estilo de vida de la sociedad moderna exigen intervenciones de recalificación de la rehabilitación de edificios. Estas operaciones son ambientalmente sostenibles, favoreciendo la protección del suelo.

Los edificios que muestran signos de deterioro, requieren intervención técnica para aumentar su vida útil y evitar cualquier falla accidental.

La rehabilitación de edificios requiere experiencia, porque no solo implica hacer un lavado de cara a las estructuras, sino también hay que salvaguardar a sus ocupantes.

Rehabilitación de edificios para mejorar su vida útilLas fallas de edificios podemos clasificarlas en dos grandes grupos: fallas físicas y fallas de rendimiento. El uso de materiales deficientes, la falta de conocimientos sobre los materiales o una supervisión inadecuada en la construcción de estructuras pueden ser motivos para que se produzcan.

La exposición al calor y al agua puede afectar a una estructura cobrar y provocar daños. Aunque una de las principales causas naturales que producen fallas en un edificio es la lluvia, el deterioro gradual de los edificios se debe más comúnmente a la falta de mantenimiento periódico de los mismos.

Desafortunadamente, la detección de la mayoría de los daños en un edificio ocurre durante la fase de reparación o cuando el problema se vuelve insoportable para los ocupantes. Sin embargo, la mayoría de estos problemas se pueden resolver con una impermeabilización. Durante la rehabilitación de edificios, hay que prestar especial atención a cimientos, sótanos, balcones, terrazas y techos, los cuales son muy propensos a sufrir daños por agua.

Rehabilitación de edificios: cuándo actuar

El primer paso para identificar un daño estructural es realizar una auditoría del edificio para determinar si la funcionalidad del mismo es la deseada.  

Aunque la mayoría de las grietas no son perjudiciales para la integridad de un edificio, pueden requerir tratamiento debido a razones estéticas o para adelantarse a los problemas y evitar que las grietas se agranden con el tiempo y dañen la estructura. Como ya hemos comentado en varias ocasiones, si las pequeñas fracturas se ignoran, pueden dar lugar a otros problemas mucho más graves. Por lo tanto, es necesario tomar las medidas necesarias de manera inmediata y así eliminar las pequeñas grietas inofensivas tan pronto como estas aparezcan.

Por otro lado, el aspecto más desafiante en este aspecto es la impermeabilización. Una impermeabilización inadecuada puede provocar grietas, fugas, caída de parapetos y paredes mojadas. Si la impermeabilización no se ejecuta correctamente y bajo la guía de expertos, puede provocar corrosión y debilitar estructuralmente el edificio, reduciendo la vida útil del mismo.

Si has detectado alguna falla en vuestro edificio puedes contactarnos en el teléfono 91 348 50 71  o escribirnos a info@obrasyproyectosaria.com.

Nuestro equipo de expertos en rehabilitación de edificios os ayudará a mantener el edificio en buenas condiciones y alargar así su vida útil.

LLAMAR contactar por telefono