¿Cuánto se tarda en impermeabilizar una fachada?

La impermeabilización de fachadas es un trabajo clave a la hora de proteger cualquier edificio contra la humedad, la filtración de agua o factores climáticos adversos. Este tipo de intervención no sólo sirve para aumentar el tiempo de vida útil de la estructura, sino que también contribuye a la mejora de la eficiencia energética y del confort dentro del inmueble.

Sin embargo, a la hora de contratar este tipo de tareas a una empresa especializada, una de las preguntas más frecuentes que surgen entre propietarios es sobre cuánto se tarda en impermeabilizar una fachada. A lo largo de estas líneas, te daremos toda la información al respecto, para que sepas qué factores pueden influir en la duración de este tipo de proyectos.

¿Qué factores influyen en el tiempo de impermeabilización de una fachada?

Dependiendo de los factores que mencionaremos a continuación, los trabajos de impermeabilización pueden ejecutarse en un sólo día, o necesitar de varias jornadas de trabajo.

Sobre todo en aquellos casos en los que se deba trabajar previamente sobre la fachada o cuando la superficie a tratar tenga un gran tamaño. A continuación, te hablamos de las 5 variables que pueden influir en la duración de este proceso.

Tamaño y altura de la fachada

Como es lógico, el tamaño, tanto de ancho como de alto, de una fachada es determinante en la duración de los trabajos de impermeabilización. Cuanto mayor sea la superficie a tratar, mayor tiempo llevará su ejecución. 

En el caso de edificios de gran altura, estos implican además mayores desafíos, tanto a nivel logístico como de seguridad, lo que puede alargar la duración de los trabajos verticales.

Cuánto tarda una impermeabilización

Estado de la fachada

El estado actual de una fachada incluye de manera significativa el tiempo que durará su impermeabilización. En el caso de una superficie que esté en buen estado, esta requerirá de una menor preparación.

Por su parte, una estructura dañada, con grietas, moho, humedades o suciedad acumulada, necesitará más tiempo, ya que en primer lugar conviene realizar todas las reparaciones pertinentes, además de su limpieza integral.

El tipo de impermeabilizante

Actualmente, en el mercado hay disponibles diversos productos impermeabilizantes. Sobre cuánto se tarda en impermeabilizar una fachada, esto puede variar en función del producto impermeabilizante que se utilice y de sus características particulares.

Por ejemplo, los impermeabilizantes acrílicos, siliconados y de poliuretano tienen diferentes tiempos de secado y se aplican de diferente forma. Todo ello afecta directamente a la duración total de la ejecución de estos trabajos.

Método de aplicación

El método de aplicación empleado en la impermeabilización de una fachada también influye en su duración. En el caso de la aplicación mediante pulverización, esta suele ser más rápida que la aplicación con rodillo o brocha.

En cualquier caso, el uso de equipos y aparatología más innovadora puede ser una buena forma de acelerar todo el proceso.

Condiciones climatológicas

El clima también tiene un papel crucial en la duración de la impermeabilización de una fachada. La lluvia, la humedad ambiental alta o temperaturas extremas pueden afectar al tiempo de secado del material impermeabilizante, retrasando su curación.

Por esta razón, lo más recomendable es aprovechar épocas del año con clima suave, como la primavera o el principio del otoño, con el objetivo de evitar imprevistos de este tipo.

Para que estos trabajos sean totalmente efectivos, se aconseja realizar impermeabilizaciones en la fachada cada 10 años, aproximadamente. De esta forma, la fachada será una superficie segura, que cumplirá su función de proteger el interior del mueble.

Contacta con nosotros y dale a tu fachada la protección que necesita. Pide presupuesto sin compromiso y disfruta de trabajos profesionales y efectivos.

Deja un comentario