5 Consejos para aislar tu vivienda del frío y ahorrar energía

Consejos para aislar tu vivienda del frío y ahorrar energía

Los meses más fríos del año están por venir y, con ellos, facturas de las que nos gustaría no tener que mirar sus cifras. Para que el frío no sea nunca más una molestia y no suponga un alto coste de energía, lo mejor que se puede hacer es rehabilitar tu hogar.

Si no tienes el ánimo necesario para acometer obras en casa todavía no desesperes. En Obras y Proyectos Aria te traemos 5 consejos para aislar tu vivienda del frío y ahorrar energía.

Aisla tu vivienda del frío

La mejor medida que se puede llevar a cabo para aislar una vivienda del frío y controlar el gasto energético es instalar aislamientos térmicos. Hoy en día, hay varias formas de hacerlo, como aislar una vivienda por el interior.

Aunque se pierde algo de espacio instalando un aislante dentro de la propia vivienda, no es necesario ponerse de acuerdo con ningún vecino para comenzar las obras.

Pero, si no se quiere renunciar a ningún centímetro del hogar, también es posible contar con una protección contra las bajas temperaturas, ya que existen sistemas que se colocan en la parte exterior de la fachada de los edificios. De esta manera, se consigue aislar el edificio, a la par que se rehabilita y mejora el aspecto de la fachada.

¿Cuál es el mejor aislante para el frío?

En Obras y Proyectos Aria trabajamos varios materiales para el aislamiento térmico de una vivienda o edificio. El primero de ellos es el corcho proyectado, una opción totalmente sostenible que no solo brinda protección contra el frío, sino también contra el ruido y la humedad.

La segunda alternativa es el SATE, un aislante térmico mucho más eficiente, con el que evitaremos perder energía por las paredes, pérdida que normalmente asciende hasta un 35%. 

Este sistema es apto para su instalación en el exterior de las viviendas, en las que el sistema SATE irá a lo largo y ancho de toda la fachada. Con su instalación, no solo se conseguirá que en el interior del edificio o vivienda exista una temperatura de confort. Con el SATE también se obtendrá como resultado una fachada renovada, segura y eficiente.

Presta atención a las ventanas

Sin duda, un punto crítico en una vivienda cuando nos referimos a pérdida de energía son las ventanas. En este sentido, la mejor acción que se puede llevar a cabo es sustituir todas las ventanas por opciones mucho más aislantes.

De hecho, lo más recomendable es contar con ventanas de doble cristal, ya sean de aluminio, madera o PVC. Lo importante en todos los casos es que tanto los cristales que componen las ventanas como la cámara de aire que ambos forman tengan el mayor espesor posible.

No se trata de obras complejas, ya que es posible sustituir todos los ventanales en dos o tres días. Sin embargo, llevar a cabo esta mejora no siempre es posible, por lo que tenemos otros consejos que pueden ayudarte en estos casos.

Para que el frío y el calor no salgan ni se cuelen en tu vivienda, presta mucha atención a las grietas y huecos que hay entre las ventanas y la pared. Con un simple gesto como utilizar cintas adhesivas de silicona o aislamientos como burletes y plintos, se puede reducir considerablemente el gasto energético de un hogar.

De hecho, estas grietas pueden llegar a ser las causantes de la pérdida de hasta un 25% de energía de las viviendas, por lo que es esencial ponerles solución.

Consejos para aislar tu vivienda del frío y ahorrar energía

La importancia de las persianas

Contar con unas buenas ventanas es primordial para conseguir un ahorro de energía mucho mayor. Pero, si estas cuentan además con persiana su eficiencia asciende todavía más.

La razón es que las persianas actúan en sí mismas como un protector térmico que aísla tanto del frío como del calor. Para que sean eficientes, hay que cuidar el aislamiento de su caja, ya que es un espacio a través del cual puede entrar el frío y salir el calor.

Del mismo modo, son un elemento al que es necesario sacar todo su rendimiento, ya que influye mucho si están bajadas o subidas en determinados momentos del día.

Controlar la temperatura de la calefacción

Si en casa se cuenta con un sistema de calefacción es de vital importancia que este tenga un termostato. Gracias a este sistema, se podrá programar la temperatura a la que queramos que esté nuestra vivienda.

Una vez alcanzada la temperatura deseada, el termostato regulará cuándo se encenderá o se apagará la calefacción, evitando un gasto innecesario de energía. Para una mayor reducción de este coste es necesario saber que a más temperatura, más energía se consume, llegando a ascender hasta un 7% más. Por ello, lo aconsejable es mantener una temperatura de confort que oscile entre 19º y 21º en los meses más fríos. 

Asimismo, también es preciso tener en cuenta que, en aquellas habitaciones donde no sea necesaria la calefacción, esta debe estar apagada. Además, se deben cerrar las puertas para evitar que existan desequilibrios de temperatura entre las diferentes zonas de la vivienda.

Por último, no te olvides de los propios radiadores y no coloques nada delante de ellos. La ropa o, sobre todo, el mobiliario, se convierten en una barrera insalvable que absorbe todo el calor que producen los radiadores. Por tanto, estos deben consumir mucha más energía, y dinero, para poder calentar la habitación donde están colocados.

Las alfombras como fuentes de calor

Si se escoge colocar alfombras en las diferentes estancias de un hogar, no solo serán un estupendo elemento decorativo. Las alfombras son un perfecto aislante del frío, por lo que no es descabellado colocarlas tanto en el suelo como en las paredes, a modo tapiz.

Las mejores opciones en cuanto a materiales son las alfombras de lana o algodón, materiales muy cálidos, o el mimbre y el yute, dos alternativas mucho más sencillas de mantener.

Consejos para aislar tu vivienda del frío y ahorrar energía

Empezar la casa por el tejado

Sí, como lo lees. Y es que cuando se habla de cómo aislar una vivienda del frío, no hay que olvidarse nunca de su techo o tejado. Estas partes de la vivienda son las culpables de la pérdida de hasta un 30% de energía, por lo que conviene darles prioridad.

Un techo o tejado bien aislados ayudan a reducir de forma considerable el gasto energético, al reducirse las fugas de calor. Gracias a esta reforma, no será necesario programar la calefacción a altas temperaturas, lo que resultará beneficioso tanto para tu bolsillo como para el medioambiente.

Para el aislamiento térmico de esta parte de una vivienda, desde Obras y Proyectos Aria aconsejamos la utilización de corcho proyectado, un material eficaz, sostenible y respetuoso con el entorno.

Consejos para aislar tu vivienda del frío y ahorrar energía

Como has podido ver, hay pequeños gestos muy fáciles de realizar en nuestro día a día. En cuanto a las obras, sabemos que se trata de decisiones mucho más complejas pero que, a la larga, te garantizamos que vas a amortizar con creces. 

Estos han sido nuestros 5 consejos para aislar tu vivienda del frío y ahorrar energía. De todos ellos, ¿cuáles has puesto o quieres poner en práctica para aislar tu vivienda de las bajas temperaturas? 

Si estás pensando en instalar algún sistema aislante en tu vivienda, no dudes en contactar con nosotros y pedirnos presupuesto para aislar tu vivienda del frío. En Obras y Proyectos Aria estamos aquí para ayudarte a resolver todas tus dudas.

LLAMAR contactar por telefono