¿Por qué elegir el SATE como aislante térmico para una fachada?

SATE como aislante térmico para una fachada

El sistema de aislamiento térmico exterior, más conocido como SATE, es una de las mejores opciones disponibles en el mercado para el revestimiento de fachadas. Las razones son muchas y muy variadas y por eso hoy te contaremos por qué elegir el SATE como aislante térmico para una fachada frente a otros sistemas, como las fachadas ventiladas.

Este aislante se caracteriza por brindar protección a las fachadas, evitando la pérdida de energía y proporcionando un aislamiento del ruido exterior. El SATE es idóneo también para dotar de una mayor seguridad a las fachadas y darles un aspecto totalmente renovado. Por ello, es muy utilizado en obras nuevas, pero sobre todo en la rehabilitación de edificios ya existentes. 

¿Qué es el SATE?

Antes de pasar a hablarte en profundidad de las razones por las que elegir el SATE como aislante térmico para una fachada, es bueno explicarte qué es SATE. Este sistema, como ya su propio nombre indica, se instala en el exterior de las viviendas.

Concretamente, adherido a la fachada exterior de un edificio. Se trata, por tanto, de una solución constructiva segura y ligera, compuesta por varias capas de materiales que le otorgan su alta capacidad aislante. ¿Cuáles son estos materiales? La tecnología SATE emplea varios tipos de materiales. Entre ellos destacan el mortero, la malla de fibra de vidrio, la imprimación final o el propio aislante, el cual puede ser de varios tipos, siendo los más habituales el poliestireno expandido o las placas de lana mineral.

SATE como aislante térmico para una fachada

Razones para elegir el SATE como aislamiento térmico en Madrid

Los motivos para instalar SATE en fachadas o muros exteriores son muy numerosos, y es que aunque el precio de este sistema puede resultar algo caro al principio, lo cierto es que es una inversión muy rentable que amortizarás en menos de 7 años, haciendo que no te arrepientas de tu elección.

El SATE es apto para todo tipo de fachadas

La primera de las razones por las que elegir el SATE como aislante térmico para una fachada es que es apto para su instalación en cualquier tipo de fachada. Debido a ello, en un primer momento no importa si la fachada es de ladrillo, piedra, hormigón o de otro material. Lo único realmente importante en este sentido es que los técnicos comprueben si la estructura puede sostener el peso y resistir el impacto de este sistema.

Infinidad de acabados para fachadas SATE

Vivas en una comunidad de vecinos o en una vivienda particular, no debes preocuparte por cómo quedará la estética de los muros exteriores. Si algo tiene el sistema SATE en fachadas es su gran variedad de acabados, con diversos materiales, texturas y colores a disposición del cliente.

Renovar una fachada con aislamiento SATE no tiene por qué suponer un cambio radical, y es que hay tantas opciones como necesidades tenga el cliente. Lo que sí es recomendable es tener en cuenta otros factores que nada tienen que ver con la mera estética. Estos son básicamente la durabilidad y su resistencia, y aquí tiene mucho que ver el índice de reflexión solar.

Lo mejor para evitar un pronto deterioro de esta solución es escoger un color adecuado a cada zona, aunque en general lo que se recomienda es optar por colores claros, ya que reflejan la luz solar y, por tanto, no aumentan la temperatura de una fachada como si lo hacen los tonos más oscuros.

No reduce los metros cuadrados de las viviendas

Al contrario de lo que ocurre si escoges instalar un aislante térmico en el interior de una vivienda, hacerlo en su fachada no restará centímetros a ningún espacio. A la par que se mantiene el espacio útil de un hogar, no se altera la vida de los vecinos.

Las obras de instalación del SATE no suponen ningún tipo de molestia, y es que los habitantes de cada vivienda pueden seguir en sus casas durante la instalación de esta solución. Que el espacio interior de un hogar no se vea reducido ni alterado por la ejecución de estas obras no solo no interfiere en la calidad de vida de quien ahí habita.

También contribuye a que el valor de la vivienda no disminuya. De hecho, las propiedades se revalorizan en todos los casos. Además de no reducir los metros cuadrados, el sistema SATE hace más eficiente, energéticamente hablando, la construcción, lo que repercute en el aumento de su valor en caso de entrar al mercado inmobiliario.

Mejora la eficiencia energética de las viviendas

El sistema SATE aísla de forma muy eficaz un edificio, eliminando los puentes térmicos existentes en la fachada. Gracias a esto, se consigue una vivienda con un mayor confort en lo que a temperatura se refiere. Pero sobre todo, se obtienen unos enormes ahorros en calefacción y refrigeración, así como en las facturas del gas y la luz, las cuales pueden reducirse hasta en un 50%.

¿Qué son los puentes térmicos? Son todos aquellos espacios de una fachada por los que puede perderse o entrar el calor y el frío, como pueden ser los marcos de las ventanas o las cajas de las persianas.

SATE como aislante térmico para una fachada

Se reducen las emisiones de CO2

Aislar de forma adecuada una vivienda para evitar pérdidas de energía es posible y necesario ya que, además del ahorro energético, se ayuda a un mayor cuidado del medioambiente. Dado que un aislante térmico reduce las necesidades de regular la temperatura interior de forma mecánica, se eliminan también gran parte de las emisiones de CO2 que estas producen.

Por otro lado, el sistema SATE es ecológico. No contiene ningún tipo de sustancia contaminante que pueda dañar el medioambiente y además se puede reciclar una vez rematada su vida útil.

Evita la formación de condensaciones

Con un sistema SATE, el edificio respira, lo que hace que no se formen condensaciones en el interior de las viviendas. Al estar colocado por fuera, este tipo de aislamiento térmico elimina el paso de calor entre los distintos materiales de la pared, quedando fuera de la misma.

Dado que mantiene el calor, el SATE es capaz de almacenar el vapor de agua que genera, pero sin el riesgo de producir condensaciones y, por ende, humedades, moho y hongos.

SATE como aislante térmico para una fachada

Empresa de aislamiento térmico SATE en Madrid

En Obras y Proyectos Aria somos especialistas en la rehabilitación de fachadas, así como en la instalación de aislamiento SATE. Si necesitas una empresa de aislamiento térmico en Madrid, puedes llamarnos y pedirnos presupuesto para este o para otro tipo de obras.

Realizamos presupuestos 100% gratuitos, en los que nuestro equipo técnico cualificado te asesorará para ofrecerte lo mejor en cada caso. Contacta con nosotros y responderemos en el menor tiempo posible a todas tus dudas. 

Sabiendo las razones por las que elegir el SATE como aislante térmico para una fachada es una de las mejores decisiones que se pueden tomar a la hora de aislar y renovar una fachada, ¿te animas a instalar este sistema en la fachada de tu vivienda o edificio?

LLAMAR contactar por telefono