¿Qué es la rehabilitación energética de viviendas?

Qué es la rehabilitación energética de viviendas

Controlar el consumo de energía de los hogares e incrementar su eficiencia energética es algo que está en nuestra manos. Por eso, hoy queremos contarte qué es la rehabilitación energética de viviendas y cómo puede ayudarte a tener un hogar mucho más sostenible.

¿En qué consiste la rehabilitación energética?

Se denomina rehabilitación energética de edificios a las acciones que se llevan a cabo para mejorar su eficiencia energética. De este modo se consiguen mejorar varios aspectos, como el de optimizar el consumo de energía del hogar o el de reducir las emisiones de CO2.

Esto es una gran ventaja si se quiere cumplir un objetivo claro, el de abaratar el coste de la factura eléctrica. ¿Por qué? Pues porque las viviendas aisladas y eficientes energéticamente no consumen la misma energía que aquellos edificios que necesitan una rehabilitación energética.

Si quieres contribuir al cuidado del medioambiente y mejorar tu calidad de vida creando un ambiente con una temperatura de confort que te brinde bienestar, lo mejor es optar siempre por aislar la fachada exterior de tu edificio o el interior de tu propia casa.

¿Por qué rehabilitar energéticamente un edificio?

España cuenta con un parque de viviendas antiguo, ya que al menos un 60% de sus viviendas fueron construidas antes de los años 80. Esto se traduce en que ninguna de estas viviendas cuenta con aislamientos de calidad o con medidas que las hagan energéticamente eficientes.

Actualmente, la rehabilitación energética de edificios y viviendas es cada vez más habitual y es que se trata de una inversión que puede aportar grandes beneficios. De hecho, el excesivo consumo de energía en las viviendas forma parte de los programas europeos, ya que el sector residencial consume un 30% de la energía consumida en todo el país.

Beneficios de la rehabilitación energética de viviendas

La rehabilitación energética de edificios marca un antes y un después y es que tiene diversos beneficios, de los que te hablamos a continuación:

  • Lo primero que notarás una vez procedas a aislar una casa o edificio es la reducción en su consumo de energía. Al contar con un aislante, se disminuye la demanda de energía y, por tanto, el gasto mensual en calefacción y refrigeración.
  • Aunque aislar térmicamente una vivienda ya supone un gran cambio, la situación mejora todavía más si se complementa esta obra con la instalación de energías renovables. Si se opta por conseguir un hogar autosuficiente incorporando, por ejemplo, placas solares, el coste en la factura eléctrica se reducirá más aún, al aprovechar la energía gratuita que nos proporciona la naturaleza.
  • Siguiendo con la reducción de la demanda de energía de las viviendas, esto va muy de la mano de la reducción de emisiones de CO2.
  • Por otro lado, aislar térmica y acústicamente una vivienda puede ser también la solución a problemas derivados de la aparición de humedades o de corrientes de aire.
  • Por último, un edificio o vivienda correctamente aislados tendrán un incremento de su valor de mercado. Esto será ventajoso en caso de querer realizar una venta, ya que hoy en día cobran vital importancia los certificados energéticos.

¿Qué medidas se pueden adoptar para mejorar la eficiencia energética?

A la hora de rehabilitar energéticamente un edificio o una vivienda se pueden adoptar diferentes medidas según las necesidades que se presenten. Las acciones más comunes son las que se llevan a cabo en fachadas o ventanas, aunque no son las únicas.

Mejora de la envolvente

En un edificio la envolvente tiene un gran peso, y es que con su rehabilitación se pueden conseguir ahorros de hasta un 15%. Si el edificio cuenta con cámara de aire, lo más ventajoso puede ser inyectar en su interior un producto aislante, como el corcho proyectado.

Cuando esto no sea posible, una de las opciones más recomendadas para aislar de forma sencilla una fachada es instalando SATE. Con sistemas como este no solo se consigue incrementar la eficiencia energética del edificio, sino que además también puede ayudar a renovar la estética de la fachada.

Nuevas ventanas 

Cuando hablamos de rehabilitar una vivienda no conviene olvidar este elemento, ya que las ventanas son un punto crítico por donde se puede escapar el calor de una vivienda. En este sentido, si se escoge cambiarlas lo más adecuado es hacerlo por unas de doble o triple cristal.

Ligado a las ventanas, también puede ser una buena idea agregar protecciones solares como toldos o persianas.

Fuentes de energías renovables y renovación de instalaciones energéticas

Para contribuir a una mayor eficiencia energética de la vivienda o edificio, una buena decisión es invertir en fuentes de energía renovables. Integrando fuentes como la solar o la eólica se puede llegar a producir toda la energía que demande la vivienda, lo que disminuye al mínimo los gastos en electricidad.

Al mismo tiempo se pueden hacer pequeños gestos, como por ejemplo el de sustituir las bombillas de una vivienda por opciones LED, mucho más sostenibles y eficientes.

Ayudas a la rehabilitación energética en Madrid

Tanto el Gobierno de España como la Comunidad de Madrid tienen en marcha diversas ayudas para la rehabilitación energética en Madrid. El objetivo de estas subvenciones es incrementar la eficiencia por medio de obras y proyectos de rehabilitación.

Ahora que ya sabes por qué rehabilitar energéticamente un edificio puede hacerte ahorrar en tus facturas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas información sobre este servicio.

LLAMAR contactar por telefono